Blog

Convenio Regulador Divorcio Mutuo Acuerdo Sevilla

Convenio regulador divorcio mutuo acuerdo Sevilla

Tras el matrimonio hay que decidir qué medidas son las que regirán el divorcio siendo que en nuestro ordenamiento se establecen dos métodos posibles, aquel en el que las partes no están de acuerdo, tratándose de un divorcio contencioso y aquel en el que si están de acuerdo, encontrándonos con el mutuo acuerdo. Estas medidas se recogerán en el convenio regulador de divorcio de mutuo acuerdo en Sevilla.

En mi experiencia como abogado de divorcio, he conocido todo tipo de procedimientos al respecto, siendo que a los clientes que acuden a mi despacho para iniciar los trámites de separación, siempre les recomiendo la opción de optar por el divorcio de mutuo acuerdo ya que el mismo se plantea como una opción más flexible para que las partes puedan estipular aquello que quieran que regule su divorcio.

Además, siempre estará abierto a todas las opciones como el convenio regulador de divorcio de mutuo acuerdo sin hijos o dependiendo del régimen económico del matrimonio, un convenio regulador de divorcio de mutuo acuerdo con separación de bienes. El mutuo acuerdo es desde luego, la mejor manera de regular una separación matrimonial, por las opciones que permite a la pareja en cuestión.

El caso de Francisco A.R y Teresa P.M

A mi despacho acudieron Francisco A.R. y Teresa P.M., los cuales me comentaron que llevaban unos años casados y que sin embargo, habían decidido poner fin al matrimonio que les unía, pero dada su situación actual, en la que no tenían hijos y no había mucho sobre lo que decidir, habían optado por interponer un divorcio de mutuo acuerdo.

Me preguntaron sobre un modelo de convenio regulador de divorcio de mutuo acuerdo, a lo cual yo les respondí que lo fundamental era tener claras las bases del convenio regulador de divorcio de mutuo acuerdo en Sevilla, ya que con esos principios claros, el procedimiento no presentaría ningún tipo de dificultad y sería tan sencillo como el tiempo que se tardase en tramitar.

Así pues, cuando me informaron sobre los acuerdos que habían alcanzado me puse manos a la obra a elaborar tanto una demanda de divorcio como un convenio regulador que habría de quedar incorporado al mismo y que sería el que posteriormente habrían de ratificar y por tanto regularía las relaciones entre ambos después del divorcio.

El convenio regulador

El convenio únicamente presentaba una dificultad, en el sentido de que ambos se establecerían en un nuevo domicilio, pero el que hasta entonces había sido el familiar, tenía una hipoteca de 50.000 € pendiente de pago, por la que venían abonando una cuota de unos 500 € todos los meses y sería este uno de los puntos sobre los que habría que realizar un pacto.

Dicho acuerdo tampoco tardó en producirse, ya que ambos acordaron que asumirían 250 € cada uno para afrontar las mensualidades de dicha hipoteca hasta que al menos se produjera la venta de la misma o más adelante procedieran a liquidar el régimen económico del matrimonio lo que por el momento no suponía una prioridad para ellos.

Una vez que todo estuvo a punto, acudieron a mi despacho para estampar su firma original en el convenio ya que el que aportásemos al juzgado precisaba de las firmas originales para que todo fuera correcto. Con el mismo ya firmado, no tardamos en adjuntarlo a la demanda y proceder a la interposición de la misma para que todo siguiese su curso judicial.

El trámite judicial

Una vez que la demanda fue presentada, a las pocas semanas recibimos la comunicación por parte del Juzgado por la cual nos citaban para que ambos se ratificaran en el convenio y una vez que el mismo fuese ratificado, proceder al dictado de una sentencia que declarara que dichas medidas serían las que determinarían las relaciones entre ambos una vez finalizado el matrimonio.

Así pues, acudimos al Juzgado, donde el funcionario en cuestión les pregunto si las firman que figuraban en el convenio eran las suyas propias a lo que afirmaron indudablemente que sí y que igualmente estaban plenamente de acuerdo con lo contenido en el convenio que habían aportado, manifestando que ese sería el que habría de someterse a la autoridad judicial.

Una vez cumplimentado el trámite, los autos quedaron en la mesa del Juez, a fin de que el mismo evaluara las medidas acordadas, comprobara que las mismas se ajustaban a derecho, no causaban perjuicio a ninguno de los cónyuges y a raíz de ahí se pudiera decretar la disolución del matrimonio e inscribir el mismo en el Registro.

Asistencia de abogados expertos con respecto al convenio regulador divorcio mutuo acuerdo Sevilla

La resolución del caso

El resultado fue el esperado y evidentemente, a los pocos días recibimos la Sentencia por la cual se decretaba el divorcio del matrimonio, se ordenaba la inscripción en el registro del mismo y al mismo tiempo se aprobaban las medidas propuestas por ambos en su convenio regulador, siendo que estas serían las que deberían regir las relaciones entre ambos.

Por último, recibí en mi despacho la visita de Francisco A.R. y Teresa P.M que acudieron a fin de poderles hacer entrega de la sentencia de divorcio. En esta última visita me manifestaron que todo había salido según lo esperado y que estaban muy satisfechos por mi labor durante todo el procedimiento, asegurando que contarían con mis servicios para el futuro y asegurando recomendar mi buena labor como abogado experto en la materia.

Asesora legal por oficio y vocación.
Me gusta escribir artículos en mis ratos libres y colaborar con varias webs y medios de prensa.
Actualmente terminando de cursar el Grado de Derecho en la Universidad Complutense.
Si tienes dudas o necesitas que te ayude, no dudes en escribirme.
Ariadna Martinez Campoy
Últimas entradas de Ariadna Martinez Campoy (ver todo)