Declaración de Herederos Sevilla

Declaración de herederos Sevilla

En mi experiencia comoabogado de herenciasuna de las consultas más comunes es la de aquellas personas que no saben exactamente el trámite a seguir para poder aceptar una herencia, es decir, para poder traspasar los bienes de la persona fallecida a aquellos que están llamados a sucederle. Este trámite es lo que se conoce como la declaración de herederos en Sevilla.

Existen varios tipos de declaración de herederos en función de las características que reúnan los mismos, pudiendo encontrarnos condeclaración de herederos notarialo declaración de herederos judicial, ya que en muchas ocasiones, por el tipo de sucesores que haya en la herencia, será necesario acudir a la vía judicial.

Es, además, un supuesto bastante común aquel en el que se produce la declaración de herederos sin testamento (también es conocida como declaración de herederos abintestato), en el que el causante de la herencia fallece sin dejar testamento, siendo aplicable entonces el régimen sucesorio establecido en el Código Civil.

El caso de Federico y María H. J.

A mi despacho acudieron Federico y María H. J., los cuales, tras el fallecimiento de su madre, que ya era viuda, desconocían cuáles eran los pasos a seguir para poder heredar todos los bienes que la misma les había dejado, a saber, la vivienda en la que habitualmente residía y una cantidad de dineroen una entidad bancaria.

Sucedía, además, que el fallecimiento se había producido sin testamento, por lo que el reparto, según la legislación aplicable, se entendía que había de ser realizado por partes iguales. Igualmente, al estar los bienes en Sevilla y haberse producido el fallecimiento en dicha localidad, era necesario hacer una declaración de herederos en Sevilla.

La vivienda estaba valorada en unos 150.000€ y la cantidad que había dejado en el banco ascendía a los 50.000€, por lo que, en principio, a cada heredero le correspondían 100.000€, una cantidad que era bastante interesante para ambos, teniendo en cuenta, además, que los bienes se encontraban libres de cargas.

Para asegurarme sobre este último extremo hube de acudir al Registro de la Propiedad, donde comprobé que, efectivamente, la vivienda estaba libre de todo tipo de cargas y gravámenes y que el dinero depositado en la entidad bancaria no soportaba ningún embargo por deudas contraídas.

La declaración notarial de herederos

Por tanto, el siguiente paso fue acudir a una Notaría de nuestra confianza, donde concertamos una cita con el agente correspondiente. Les expliqué a mis clientes que era necesario realizar una declaración de herederos para que pudieran recibir la herencia. Era necesario acreditar que ellos eran los sucesores legales de la herencia de su madre.

Allí nos emplazaron para un par de semanas después, mientras ellos preparaban toda la documentación, comentándonos también la necesidad de llevar dos testigos cercanos a la familia que pudieran ratificar que eran los únicos herederos en cuestión, y así dotar de solidez a la escritura que iba a ser otorgada por éstos ante el Notario.

Durante esas dos semanas Federico y María H. J. se afanaron en buscar dos personas cercanas que, sin mantener relación familiar con ellos, pudieran afirmar, sin ningún género de dudas, que ambos eran los únicos herederos de la herencia de su madre. Decidieron pedirle el favor a dos vecinos de su madre, que lo eran de toda la vida y que estaban encantados de poder ayudarles.

Declaración de herederos Sevilla: La aceptación de la herencia

Una vez recibimos el aviso de la Notaría confirmándonos que todo estaba correcto y la escritura preparada, acudimos a la misma, donde en un acto formal con el Notario encargado se nos dio lectura de la escritura elaborada, en la que se recogía que Federico y María H. J. eran los únicos herederos de la herencia de su madre, extremo que además fue confirmado por los testigos que acudieron al mencionado acto.

Se aprovechó la ocasión para, en esa misma escritura, proceder a la aceptación de la herencia, de manera que, además de ser reconocidos ambos como sus legítimos sucesores, aceptaban la herencia y, en consecuencia, el patrimonio de su madre pasaba a formar parte del de ellos de pleno derecho, restando únicamente algunos trámites administrativos para que todo fuera efectivo.

Así, con la escritura en la mano, hubo que liquidar el impuesto de sucesiones por el valor de los bienes heredados. Una vez realizada tal gestión, se pudo inscribir la vivienda a nombre de ambos hermanos. Del mismo modo se personaron en la entidad bancaria, donde con la escritura y con el impuesto abonado pudieron cancelar la cuenta de su madre y traspasar el saldo de la misma a sus cuentas particulares.

La resolución definitiva

A los pocos meses todo estaba definitivamente resuelto, incluso tenían un comprador para la vivienda en cuestión, por lo que cada uno de ellos recibiría en efectivo el importe que le correspondía por la que había sido la vivienda de su madre. También habían logrado, sin problemas, la transferencia del capital en efectivo de su progenitora.

Los dos quedaron absolutamente satisfechos con mis servicios. Esa es una de las ventajas de ayudar al cliente a lo largo de todo el procedimiento hereditario: conocer sus derechos en la herencia, llevar a cabo la declaración de herederos, aconsejarles sobre el modo de aceptar la herencia, etc… Sólo así, ofreciendo un trato cercano y personal, podemos garantizar que las personas que acuden al despacho vean satisfechos sus intereses.

Asesora legal por oficio y vocación.
Me gusta escribir artículos en mis ratos libres y colaborar con varias webs y medios de prensa.
Actualmente terminando de cursar el Grado de Derecho en la Universidad Complutense.
Si tienes dudas o necesitas que te ayude, no dudes en escribirme.
Ariadna Martinez Campoy
Últimas entradas de Ariadna Martinez Campoy (ver todo)
Ir arriba