Blog

¿Puedo comprar piso con hipoteca pendiente?

Si hemos estado en la búsqueda de piso y justo damos con el ideal pero este ¡Tiene una hipoteca pendiente! Tranquilo, has dado con la información oportuna para decidir qué hacer y actuar de la forma más conveniente para ti.

Cuando el agente inmobiliario nos advierte que nuestra casa o piso soñado resulta ser un inmueble con una hipoteca pendiente esto, sin duda, pudiera pensarse resultará en un obstáculo para la compra. Pero no, contrariamente a esas dudas sobre si tendrás que pagar más para adquirirla o si son muchos los trámites para gestionar el cambio de titular, las respuestas a esto resultan mucho más favorables de lo que piensas y eso es justamente lo que pasaremos a explicarte.

¿Es posible comprar una vivienda con hipoteca pendiente?

En efecto la respuesta a esto es un rotundo: . Aunque no lo creas, es más común de lo que se cree. Y para estos casos surge a la vez una lista de términos que probablemente habrás escuchado como subrogación de deudor, novación, cancelación de hipoteca, entre otros.

¿Es legal comprar una vivienda con hipoteca pendiente?

Sí. Esta operación resulta completamente legal. El hecho de que el inmueble tenga una hipoteca pendiente solo quiere decir que su actual propietario tiene un compromiso con un banco que le cedió el préstamo para pagar el inmueble, siendo entonces la situación que todavía no ha retornado todo ese dinero.

¿Cuáles son las modalidades para comprar una vivienda con hipoteca pendiente?

  • Comprarla al contado: cuando el comprador posee todo el dinero como para pagar la vivienda. En estos casos el comprador debería hacer dos cheques frente al Notario, uno como parte del pago destinado a cancelar la deuda con el banco y el otro que debe cubrir el pago para el actual propietario del inmueble.
  • Subrogar el deudor: esto consiste en sustituir al vendedor y convertir al comprador interesado en el nuevo titular de la hipoteca existente. Esto solamente se debe hacer cuando se cumplen estos dos factores: si se está conforme con las condiciones de la hipoteca y si el banco nos acepta como nuevos deudores. Con esto se puede ahorrar el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, que puede suponer el 1,5% del total de la hipoteca y también algunos gastos de notaría y registro.
  • Contratar una nueva hipoteca: en estos casos quizás no convenga o interese las condiciones ni el banco con el que el vendedor tiene la hipoteca. Aquí se buscaría, constituir una nueva hipoteca sobre ese inmueble. Dado este caso le tocará al vendedor cancelar la suya y como compradores asumir los gastos derivados de la constitución de una nueva hipoteca.

Recuerda que para este último caso, muy probablemente la entidad bancaria exija ciertas condiciones tales como:

  • Poseer un buen perfil crediticio.
  • Tener una nómina con ingresos altos.
  • No contar con otros préstamos o pagos bancarios.
  • Empleo e ingreso estable.
  • Contar con los avales necesarios.

Como ves, adquirir una vivienda con la hipoteca pendiente no resulta una misión imposible. Ahora bien, siempre será necesario evaluar los pros y contras de esta opción y decidir qué es lo que más conviene. Lo ideal sería contar con un asesor inmobiliario que nos oriente y facilite todo el proceso.

Asesora legal por oficio y vocación.
Me gusta escribir artículos en mis ratos libres y colaborar con varias webs y medios de prensa.
Actualmente terminando de cursar el Grado de Derecho en la Universidad Complutense.
Si tienes dudas o necesitas que te ayude, no dudes en escribirme.
Ariadna Martinez Campoy
Últimas entradas de Ariadna Martinez Campoy (ver todo)

Comment here